50 películas que ver antes de morir

Posted on

1. El apartamento (1960) Billy Wilder

Ganadora de cinco Oscars, tres BAFTA y tres Globos de Oro, esta sátira de Billy Wilder, protagonizada por Jack Lemmon y Shirley MacLaine, es un verdadero clásico. Esta comedia recorre toda la gama del drama, melodrama, romance y tragedia potencial en una gran crítica social. Sofisticada.

2. Ciudadano Kane (1941) Orson Welles

La película más aclamada del mundo. Con esta historia de la vida de un magnate de los medios, el joven Orson Welles lanzó un desafío a Hollywood del que ninguno se recuperó por completo. Con su espíritu de innovación visual y narrativa, y precoz, se eleva el rendimiento central de Welles. Ciudadano Kane casi hace honor a su reputación como la mejor película de todos los tiempos.

3. Con la muerte en los talones (1959) Alfred Hitchcock

Alfred Hitchcock presenta una persecución de 3.000 millas a través de América, protagonizada por Cary Grant en un traje cada vez más desaliñado. Algunos han argumentado que con la muerte en los talones no es una de las grandes películas de su época, pero, en las categorías de Graham Greene de ‘entretenimiento vs trabajo serio’, es un ejemplo arquetípico de la primera, como enganche combina las jugadas a balón parado con humor negro y algunas excavaciones en políticos interesados.

 4. Chinatown (1974) Roman Polanski

Magistrales del cine noir como estrellas las Roman Polanski y Jack Nicholson cuentan como un detective privado se ve envuelto en un escándalo oscuro y peligroso, un Faye Dunaway como una mujer fatal frágil. Nicholson es un hombre decente, que básicamente trata de encontrar la verdad, pero no puede soportar las revelaciones que destapa – hasta final terriblemente infeliz de la película.

 5. Eva al desnudo (1950) Joseph L. Mankiewicz

Bette Davis destaca como una diva del envejecimiento en la seis veces ganadora del Oscar. La pieza burbujea con  energía, y en gran parte por la boca torcida de maldad de Davis. Todo el elenco está en plena forma (Marilyn Monroe hace una pequeña aparición fugaz), aunque entre los actores, solo Sanders ganó un Oscar. Uno de los mejores dramas entre bastidores de Hollywood.

6. Casablanca (1942) Michael Curtiz

Humphrey Bogart e Ingrid Bergman hacen la mejor pareja de la pantalla trágicamente separados por el destino y el ejército invasor alemán. Con su historia romántica, canciones inolvidables, superior elenco de apoyo, secuencia de comandos, la secuencia culminante en el aeropuerto y la línea final perfecta, Casablanca se ha convertido con razón una de las películas más populares de todos los tiempos.

7. El mago de Oz (1939) Victor Fleming, George Cukor, Mervyn LeRoy, Norman Taurog y King Vidor

Dorothy no está exactamente en Kansas. Toto, mientras canta y baila en su camino a través de una de los más mágicas tierra de hadas. Un punto de referencia exuberante de entretenimiento y Technicolor del cine infantil, El mago de Oz es inventiva, fantástica, colorida – y una historia sorprendentemente oscura y compleja sobre la economía y las miserias de la infancia.

 8. 2001: Una odisea del espacio (1968) Stanley Kubrick

Kubrick, el genio más frío de cine, abandona la narrativa convencional y presenta una sucesión de dibujos bellamente compuestos sobre el tema de la evolución, la muerte y el renacimiento, unidos por la presencia mística de un gran monolito negro. Sabemos como el año 2001 se ve ahora, y no se parece mucho a la visión de Kubrick. Pero 2001: Una odisea en el espacio en sí todavía se ve impecable. Espectacular, pionero y filosófico, es una obra maestra indiscutible.

9. Narciso Negro (1947) Michael Powell y Emeric Pressburger

Narciso negro es una película para rivalizar el mejor trabajo de Powell y Pressburger. Ya que dicho el mejor trabajo, tengo que decir también que incluye una cuestión de vida o muerte: la vida o la muerte del Coronel Blimp. Deborah Kerr interpreta a una monja de un convento del Himalaya, donde sus votos han sido probados por las atenciones lascivas del agente real de David Farrar y la hermana Ruth peligrosamente desequilibrado (Kathleen Byron).

10. Apocalypse Now (1979) Francis Ford Coppola

Su misión se convierte en un viaje , increíblemente realizado por la dirección alucinógena de Coppola y un elenco arrastrado de Narcóticos Anónimos de Hollywood.

11. Withnail y yo (1987) Bruce Robinson

¿La mejor comedia británica que jamás se ha hecho? Posiblemente. ¿Una obra maestra? Sin lugar a dudas. Dos actores en paro van de vacaciones. Richard E. Grant está en forma con decisiones como Hamlet que echa en chorro, pero más ligero de combustible está Withnail.

12. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) Milos Forman

Jack Nicholson destaca en este multi-ganador de Oscars, cuento antiautoritario, el último de los grandes de la contracultura películas de Hollywood. La película sigue siendo tan fresca, impactante, deprimente y estimulante como cuando fue lanzada en 1970 en el cine estadounidense. Rara vez se han visto mejores películas.

13. Alien (1979) Ridley Scott

La película que nos dio a la heroína de acción, en forma de Sigourney Weaver (Ellen Ripley), y presentó los viajes espaciales como cualquier otro trabajo. Excelentes actuaciones se suman a la dirección y estilo de Scott y, si una película se puede juzgar por la cantidad de estafas que genera, Alien debe figurar como una de las películas más influyentes de la historia. Una visita obligada de suspense, las payasadas de terror y una buena pasada de moda la ciencia ficción.

14. Pulp Fiction (1994) Quentin Tarantino

Tarantino empujado a su límite de narración para crear esta película de historias interconectadas, protagonizada por Bruce Willis, Samuel L Jackson, John Travolta y Uma Thurman. Una obra decididamente cinematográfica, repleta de homenajes a Jean-Luc Godard y el cine negro, que cuenta con un nocaut, un guión altamente citable y una banda sonora ecléctica.

15. Regreso al futuro (1985) Robert Zemeckis

Con un entretenido hilo,  trata sobre un viaje en el tiempo protagonizada por Michael J Fox como un adolescente que se dirige atrás en el tiempo, sólo para salir del cortejo de sus propios padres. Los efectos especiales datan ligeramente, pero esta es una película casi única para el 1980 de Hollywood, que es encantadoa, inteligente y realmente rara.

16. Fanny y Alexander (1982) Ingmar Bergman

Ganadora de cuatro premios Oscar, esta fantástica saga familiar de Ingmar Bergman trata sobre un año en la vida de un muchacho joven a la vuelta del siglo 19. Visualmente deslumbrante, provocaron reflexiones sin fin y, a pesar de ser más de cinco horas de duración, es totalmente absorbente.

17. Perdición (1944) Billy Wilder

El cine negro está en su punto más negro aquí, con un cóctel embriagador del director-guionista Billy Wilder, de la corrupción y el engaño. Barbara Stanwyck está casada y planea asesinar a su marido junto a Walter Neff (MacMurray) para reclamar en el seguro. Esto es sin duda de lo mejor de la obra de Wilder.

18. Sospechosos habituales (1995) Bryan Singer

Cuando un criminal lisiado (el sorprendente Kevin Spacey) sobrevive a una matanza que le ha llevado a ser interrogado, procede a contar el más notable de los cuentos de los bajos fondos. Junto a esto, la mayoría de las otras películas de crímenes son insignificante. La conclusión de la torcedura-tastic te pondrá la piel de gallina, sin importar cuántas veces la veas.

19. Trainspotting (1996) Danny Boyle

El cuento cómico y oscuro trata de un variopinto grupo de heroinómanos de Edimburgo. Era la más divertida película británica y más sombría de la década de 1990. Todos los involucrados aquí hacen una función sobresaliente, la dirección de Boyle es brillante con tramas ingeniosas y enteras de la secuencia de comandos.

20. Sed de mal (1958) Orson Welles

Otra obra maestra de Orson Welles. Trata de un hombre corpulento de Estados Unidos. Es un testamento al genio de Welles que era capaz de convertir una pieza de la literatura pulpa en un estudio de entretenimiento perturbadoa, sofisticado y, sobre todo, de la depravación. Un cameo luminoso de Marlene Dietrich cierra el trato.

21. Tres Colores: Azul (1993) Krzysztof Kieslowski

Una película extraordinaria. La primera en la aclamada trilogía Tres colores de Kieslowski es cerebral, pero convincente, se ve y suena excelente, y cuenta con una fascinante interpretación de Juliette Binoche como un joven compositor. Trata de la muerte de su marido y su hijo.

22. This is Spinal Tap (1984) Rob Reiner

Una obra maestra moderna y una de las películas más divertidas que jamás se han hecho. Tres décadas después la deformación inspirada de Rob Reiner de, super-observador, una sátira amplificada sobradamente-hiper-real no muestra signos de asfixia por el vómito de las personas ni ignición espontánea tras el charles.

23. Cadena perpetua (1994) Frank Darabont

Tim Robbins y Morgan Freeman protagonizan el memorable movimiento de fábula en el set de Frank Darabont, adaptada de un cuento corto de Stephen King. El joven banquero Robbins es acusado de un doble asesinato, pero se niega a permitir que su espíritu se rompa. Poderosa, conmovedora, invita a la reflexión y, finalmente, es irresistiblemente edificante.

24. El quinteto de la muerte (1955) Alexander Mackendrick

Un elenco estelar está encabezado por el siniestro Alec Guinness en esta comedia. Una banda de ladrones obtienen más problemas de lo que esperaban cuando alquilan habitaciones de la vieja casa de Kings Cross. Con un conjunto eficaz, esta es una de las mejores comedias Ealing.

25. Ipcress (1965) Sidney J. Furie

Michael Caine de primera, y lo mejor, excursión como espía del Len Deighton Harry Palmer. Lleno de juegos inteligentes y de escritura ingeniosa, no es de extrañar que Palmer fue capaz de prosperar frente al más emocionante 007. Una celebración de la Gran Bretaña durante la década de 1960 y una fina película de suspenso para arrancar NHS.

26. Secretos y mentiras (1996) Mike Leigh

Comedia dramática de las relaciones familiares de Mike Leigh, quien es desgarrador, amargo y agradable por turnos. Alternando entre la alta comedia, mordaz de una sola línea y patetismo lacrimógena, con un prestigioso elenco británico incluyendo a Brenda Blethyn y Timothy Spall.

27. El precio del poder (1983) Brian De Palma

Dirigida por Brian De Palma, esta nueva versión con guión de Oliver Stone de la película de gángsters de los años 30 es un clásico. Un inmigrante cubano construye un imperio sin piedad del crimen en 1980 en Florida. Brillante interpretación de Pacino, domina, sin concesiones, nuestra sensibilidad. Y la tanda final es un tour de force de la edición.

28. Los Tenenbaums (2001) Wes Anderson

Una excéntrica familia de genios, con tres niños prodigio que volvió a los adultos neuróticos, una madre excesivamente ambiciosa y Gene Hackman como un pícaro encanto de padre. Dirigida por Wes Anderson, quien co-dirigió la película con Owen Wilson, la comedia es discreta y suave, formada por una tristeza profunda y conmovedora.

29. Terminator (1984) James Cameron

Arnold Schwarzenegger se une a James Cameron para un papel de carrera que se define como un robot asesino casi indestructible. Espectacular cómo se le invita a la reflexión, esta es la película original y la mejor de la franquicia – icónica, embriagadora, oscura y emocionante. Arnie es mucho más fresco cuando el T-101 es el enemigo.

30. El ingenuo salvaje (1963) Lindsay Anderson

Se trata de la liga de rugby, cerveza, arena y muchachos difíciles, pero también es un comentario profundo de las relaciones cargadas de simbolismo y ricas en emoción. Anderson pasa a hacer el ejercicio surrealista en la revolución aula …. Si, invierte la película con una enorme carga simbólica, sorprendentemente reñida con la arena de la cocina del disipador convencional.

31. El silencio de los corderos (1990) Jonathan Demme

Una moderna obra maestra de suspenso que estableció el asesino intelectual Dr. Hannibal Lecter en el canon de monstruos cinematográficos, tanto por su inteligencia como para manifestar sus tendencias violentas y caníbales.

32. Sexy Beast (2000) Jonathan Glazer

Otro movimiento Brit-gángster, pero esto es algo realmente especial. El retiro idílico del ex penal Ray Winstone se interrumpe cuando Ben Kingsley pide demandas o mejor dicho, hace un trabajo más. Se encuentra muy por encima de los finales de los 90. Elegante y confiada y construida sobre el temible rendimiento temible de Kingsley Kingsley.

33. El rey de la comedia (1983) Martin Scorsese

Scorsese tomó un descanso de las películas de gángsters para hacer esta pieza brillantemente ejecutada sobre un stand-up (Robert De Niro) que no se detendrá ante nada para conseguir su gran oportunidad en la televisión. Un clásico moderno.

34. La vida de Brian (1979) Terry Jones

En su lanzamiento, el equipo de Python fueron acusados ​​de blasfemia como cristianos indignados. Sus acciones simplemente confirmaron el punto de la película. No es la misma religión que es atacada, pero el celo que va con ella, un objetivo que se golpea una y otra vez en lo que es el más consistente e hilarante del pitón canónico.

35. Mulholland Drive (2001) David Lynch

David Lynch sobre la corrupción de Hollywood se rodó originalmente para la televisión americana. Una estrella aspirante e ingenua llega a la ciudad sólo para envolverse en una relación lésbica apasionada y una conspiración en la sombra que rodea a una nueva película. Rara pero maravillosa.

36. La princesa Mononoke (1997) Hayao Miyazaki

Un joven príncipe guerrero se involucra en el conflicto entre los seres humanos y las bestias mágicas implacablemente progresivas en este complejo animado, épica de Studio Ghibli, principal animador Hayao Miyazaki. La princesa Mononoke a menudo se puede encontrar a horcajadas sobre la parte superior de las listas más grandes de la película de anime – que es precisamente donde pertenece.

37. El laberinto del fauno (2006) Guillermo del Toro

Ganador de un Oscar, de Guillermo del Toro, para adultos en el que la fantasía y la realidad fascista compiten por el alma de una niña y una nación. Es una celebración imperdible de la capacidad del cine para cautivar. Las actuaciones son impecables y el espectador siempre tiene la sensación de ver algo que no acaba entender, también de vital importancia.

38. El club de la lucha (1999) David Fincher

Un hombre y su nuevo mejor amigo forman un club de boxeo sin licencia y ponen en marcha una organización terrorista en un intenso drama protagonizada por Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter, y dirigida por David Fincher. Está fechado notablemente bien y todavía te dejará con la boca seca, acelerándote el ritmo cardíaco.

39. Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba (1964) Stanley Kubrick

Peter Sellers lleva tres papeles en esta comedia amarga negra de Stanley Kubrick sobre la aniquilación nuclear. Cada vez más cerca de una pesadilla del siglo XX, Kubrick elegido para ver el fin del mundo no como una tragedia, sino como el absurdo final. Había sido la verdadera visión de la película el mundo terminado en 1963.

40. Zombie (1978) George A. Romero

Secuela de George A. Romero: La noche de los muertos vivientes, sigue a un grupo de supervivientes que se refugian en un centro comercial abandonado ya que el mundo está invadido por zombies carnívoros. Magistrales efectos especiales con sangre y una metáfora astuta central de la película de terror todavía hacen esto la película número uno de no-muertos.

41. El club de los cinco (1985) John Hughes

1980 con el Brat Pack dándole vueltas al significado de la vida. Un disparo en una secuencia de comandos que aparentemente tomó a Hughes una semana para escribir, la película entra en su cuenta con líneas citables y adolescentes que hablan de que en realidad suena auténtica – o por lo menos hicieron en su momento.

42. Cabaret (1972) Bob Fosse

Un joven y sensible inglés sensible cae en el torbellino de la pre-guerra de Berlín, y en los brazos de la igualmente vertiginosa Sally Bowles. En esta historia cuentoa con una deslumbrante coreografía de amor, decadencia – y tropas de asaltos nazis. Liza Minnelli y Michael York sacan lo mejor de cada uno como una extraña pareja en el centro de la historia.

43. Brazil (1985) Terry Gilliam

Sin duda la obra maestra de Terry Gilliam. Combina con un humor satírico ágil para crear una de las mejores películas de los años 80. Terry llega a la pantalla gracias a una furiosa batalla con Universal, que amenazaba con enterrar la película con una campaña anti-comercialización. Pero el triunfo de la película viene ya que es historia de un trabajador de oficina de la calle que se atreve a desafiar el sistema más conmovedor.

44. Aguirre, la cólera de Dios (1972) Werner Herzog

La colaboración entre el loco escritor-director-productor Werner Herzog y su encendido y apagado protagonista Klaus Kinski, que interpreta a un conquistador español en una caza despiadada, es inmejroable. Utilizan el trabajo de cámara por turnos de manera impresionante, Herzog evoca una historia mágica de locura humana jugando en contra de la inmensidad de la naturaleza.

45. Una noche en la ópera (1935) Sam Wood y Edmund Goulding

El pináculo de los hermanos Marx, todo cae sobre-carrera de la comedia. Una mezcla de gran presupuesto de farsa y números musicales extravagantes, se ve a Groucho, Harpo y Chico infiltrarse en la alta sociedad aparentando a promotores de ópera. Muy imitado – en ocasiones por los mismos Hermanos – se trata de un trozo pulido de la comedia musical maníaca que ni una sola vez toma su pie del freno.

46. Donnie Darko (2001) Richard Kelly

Un punzante cuento que desafía la imaginación del amor adolescente y la locura. La pieza prima de Richard Kelly era una de las películas más originales para salir de los EE.UU., en los que merece Noughties puntos extra para llevar a Jake Gyllenhall a las pantallas internacionales.

47. Up (2009) Bob Peterson y Pete Docter

El liderazgo creativo del equipo de Pixar restaura la claridad, la sencillez, y el valor de la narración, el establecimiento de un estándar de oro de enormes proporciones para las películas familiares. Y todo esto a pesar de que ofrece un protagonista de ese grupo demográfico a menudo pasado por alto, los octogenarios.

48. Criaturas Celestiales (1994) Peter Jackson

Una historia intensa sobre un asesinato con tintes lésbicos, basado en el caso real que conmocionó en los 50 a Nueva Zelanda. Se introdujo también una joven desconocida con el nombre de Kate Winslet al mundo del cine.

49. Pink Flamingos (1972) John Waters

Película de avance para su autor John Waters. Las drogas, la corpulencia todo está aquí. Las personas parecen reacias a hacer grandes reclamaciones por Waters, pero le ayudó a abrir el camino. Su obra define un espíritu independiente y estético.

50. Raising Arizona (1987) Joel y Ethan Coen

Nicolas Cage y Holly Hunter secuestran bebés en esta aguda comedia, según la invención de los errores de los hermanos Coen. Exhibe una jaula de abatimiento, y hay un maravilloso elenco de apoyo de clientes habituales. Coen incluyen a John Goodman y Frances McDormand.

Deja un comentario